Recursos para madres y padres

O ¿Por qué mis hijo/a odia las matemáticas?
¿Cuántas veces has oído que la forma más fácil para que tu hijo/a lea es sentarte con él/ella a leer? Y es totalmente cierto, los niños (y me atrevería a decir que los adultos también) aprenden (aprendemos) por imitación. No podemos decir una cosa, hacer otra y pensar que funcione lo que dijimos. Desde el punto de vista matemático, eso es lo que consideramos una paradoja.
Siguiendo con este razonamiento matemático, ¿no tendremos que sentarnos con nuestro ser más querido a disfrutar de las matemáticas? Si continua leyendo, aquí es donde probablemente tenga un cortocircuito. ¿Cómo voy a pretender disfrutar haciendo con mi hijo/a algo que no comprendo? Puedo encontrar un libro que me guste, pero ¿puedo encontrar unas matemáticas que me gusten?
¡Claramente sí! Nadie disfruta resolviendo ecuaciones, hay personas que lo hacen más rápido o fácil, pero la ecuación por si misma es difícil que represente un proceso placentero. ¡No eres un ser extraño! Sin embargo las matemáticas van más allá de arduas fracciones o descomunales ecuaciones. Son una forma de pensar, de mirar al mundo, de disfrutar. Aquí propongo una serie de actividades para diferentes rangos de edades que seguro que disfrutareis en familia. A partir de ahí, seguro estoy que encontrarás tus propias actividades y que desarrollarás tu imaginación matemática. Por favor, no dudes en compartirlas conmigo.
Disfrutemos de las matemáticas en su dimensión más plena:

 

Anuncios